​Cuando un empleado labora para un patrón, se debe realizar un contrato de trabajo. Existen varios tipos de contrato, entre ellos:

  • ​Contrato Colectivo: Según el artículo 386 LFT, es un convenio celebrado entre uno o varios sindicatos de trabajadores y uno o varios patrones, o uno o varios sindicatos de patrones, con objeto de establecer las condiciones según las cuales debe prestarse el trabajo en una o más empresas o establecimientos.

  • Contrato Individual: Según el artículo 20 LFT, un contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su forma o denominación, es aquel por virtud del cual una persona se obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario.​

Y por su duración se clasifican de la siguiente manera:

  • Contrato de Tiempo Indefinido: No tiene fecha de término, pero el empleado puede renunciar o el patrón puede dar por terminada la relación por alguna falta al contrato.

  • Contrato de Tiempo Definido: Se hacen bajo ciertas condiciones; por obra determinada, para cubrir alguna incapacidad, etc.