​​​​​​​​​​Si el trabajador presta sus servicios en un día de descanso obligatorio​​, el patrón tiene la obligación de pagarle un salario doble por el servicio prestado, más el pago del día laborado. 

A continuación se muestra un ejemplo para un empleado que trabajó un día de descanso, con un ​salario diario de $100.00 y una jornada laboral de 8 horas diarias: 


​5 Días laborados $100.00

​$ 500.00

​(+)

​1 Día de descanso $100.00

​$ 100.00

​(+)

​1 Día festivo $100.00

​$ 100.00

​(=)

​Pago Semanal

​$ 700.00

​(+)

​Festivo laborado ($100.00 x 2)

​$ 200.00

​(=)

​Pago semanal

​$ 900.00​