​Los días a cotizar para IMSS parten de los días naturales de cada mes y se podrán disminuir con las siguientes incidencias:

  • ​Ausentismos: Son las faltas por las que no se pagó el salario. No podrán disminuirse más de 7 días en un mes. Se disminuyen de todas las ramas excepto de enfermedad y maternidad.

  • Incapacidades: Deben de estar amparadas por un certificado expedido por el IMSS. Se disminuyen de todas las ramas excepto en el seguro de ahorro para el retiro.