Frecuencia con que se producen siniestros con ocasión o por consecuencia del trabajo.​​