​​​Una prestación es aquel servicio que las empresas están obligadas a ofrecerles a sus empleados y que les garantizará algunas cuestiones de primera necesidad y mejoras en la calidad de vida, como la atención de su salud y la de su familia.