​El empleado tendrá derecho a recibir su finiquito cuando la relación entre empleado y empresa se da por terminada por el trabajador.

El finiquito consiste en el pago de días de vacaciones que no disfrutó, la prima vacacional de esas vacaciones, la proporción del aguinaldo que le corresponde a la fecha de baja, salarios ordinarios y extras que estén pendientes del pago.